Imprimir

                           

 La seguridad de los alumnos en la guagua es un asunto extremadamente serio, y eso nos obliga a ser exigentes; rogamos a todas las familias que nos apoyen en este aspecto, y que aclaren con nosotros cuanto deseen.

Los acompañantes del transporte escolar sólo retiran el carnet después de advertir varias veces, pero cuando lo hacen cuentan con el apoyo incondicional del instituto, ya que el mal comportamiento de un solo alumno puede causar un accidente con daños para todos los que ocupan la guagua.

Si un alumno es requerido para que entregue su carnet, debe entregarlo de inmediato, sin discusiones; se le devolverá al cabo de una semana, y durante ese tiempo deberá acudir al centro por sus propios medios. Si no acude, se considerará justificada su ausencia, y si se realiza algún control, el profesor establecerá el sistema alternativo oportuno al regreso del alumno.

Si a un alumno se le retira el carnet por mal comportamiento en tres ocasiones, perderá el derecho al uso de este servicio.